Cómo prevenir con las hemorragias nasales durante el embarazo

4. Aerosol salino

Si tiene hemorragias nasales debido a la sequedad nasal, intente utilizar un aerosol de solución salina para mantener las fosas nasales húmedas y evitar el problema. También ayudará a despejar los conductos nasales de irritantes.

  1. Hierva 1 taza de agua y déjela enfriar.
  2. Agregue ½ cucharadita de sal al agua.
  3. Con un cuentagotas, ponga unas gotas de la solución en una fosa nasal mientras mantiene la cabeza inclinada hacia atrás.
  4. Inhale muy suavemente para llevar la solución más adentro de sus conductos nasales.
  5. Sopla tu nariz suavemente.
  6. Repita el proceso con la otra fosa nasal.
  7. Haz esto un par de veces al día.

5. Humidificador

Una nariz seca puede hacerte más propenso a las hemorragias nasales. Usar un humidificador en su casa mantendrá el aire húmedo y ayudará a prevenir las hemorragias nasales.

En particular, use un humidificador en la habitación donde duerme para deshacerse de la nariz seca y ayudar a mantener las fosas nasales húmedas.

Puede usar un humidificador comercial o mantener un recipiente con agua debajo de su cama para agregar humedad al aire.

Asegúrese de limpiar el humidificador con regularidad y cambie el agua diariamente para que las bacterias no crezcan.

6. Vitamina C

Aumentar su ingesta de vitamina C también puede ayudar. La vitamina C fortalece los capilares, lo que reduce la probabilidad de hemorragias nasales durante el embarazo.

También ayuda al cuerpo a producir más colágeno, que es esencial para vasos sanguíneos sanos.

  • Coma alimentos ricos en vitamina C, como limones, naranjas, brócoli, pomelo, kiwi, pimientos, papas, fresas, brotes y tomates.
  • Puede optar por tomar un suplemento de vitamina C a diario, pero siempre es mejor consultar a su médico antes de tomar cualquier suplemento.

7. Jalea de petróleo

Para prevenir las hemorragias nasales debido a la sequedad en las fosas nasales, es esencial mantener el interior de las fosas nasales húmedo.

Puedes hacerlo fácilmente con vaselina. Es altamente hidratante y no irritará los conductos nasales.

  1. Ponga una pequeña cantidad de vaselina en su dedo y aplíquela en el interior de cada orificio nasal.
  2. Haga esto varias veces al día para mantener su nariz húmeda.

Nota: Evite usar demasiada vaselina al mismo tiempo para reducir el riesgo de inhalación e ingestión.

Consejos adicionales

  • Evite acostarse o inclinar la cabeza hacia atrás cuando tiene una hemorragia nasal.
  • Evita los entrenamientos pesados ​​o extenuantes si experimentas hemorragias nasales.
  • No te saques ni te suenes la nariz.
  • Evite beber café, ya que puede dilatar aún más los vasos sanguíneos.
  • Asegúrese de que sus conductos nasales no se sequen demasiado, especialmente en el invierno. Use lubricantes nasales para prevenir la sequedad nasal.
  • Suaviza el interior de tus fosas nasales aplicando un poco de aceite de coco.
  • Evite el humo de segunda mano, ya que puede irritar y secar los conductos nasales. Manténgase alejado de ambientes con humo.
  • Manténgase alejado de irritantes ambientales que pueden irritar los conductos nasales, como smog, perfumes y productos químicos.
  • Coma vegetales ricos en hierro para mantener su nivel de hemoglobina dentro de los límites normales y protegerlo de desarrollar anemia.
Sending
User Review
0 (0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *