Cómo tratar el acné hormonal

4. Aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té funciona bien para el acné hormonal. Ayuda a reducir la inflamación que puede contribuir al acné.

Este aceite esencial también funciona como un limpiador profundo, penetra en la piel y abre los poros obstruidos, lo que ayuda al proceso de curación.

  • Mezcle 2 o 3 gotas de aceite de árbol de té en 1 cucharada de aceite de coco. Sumerja una bola de algodón en la mezcla de aceite y aplíquela en el área afectada. Déjelo actuar durante 10 minutos, luego lave la piel con agua tibia. Aplique una crema hidratante ligera. Repite 3 veces al día.
  • Alternativamente, mezcle 4 o 5 gotas de aceite de árbol de té en 1 cucharadita de miel cruda y orgánica. Aplique esto directamente sobre el área afectada, deje reposar durante aproximadamente 15 minutos y luego enjuague con agua. Hazlo dos veces al día.

Nota: es importante realizar una prueba de parche en el brazo interno para verificar si hay alguna reacción adversa antes de usar aceite esencial de árbol de té en la cara.

5. Té verde

El té verde ayuda a reducir la inflamación en el cuerpo, por lo tanto, se puede utilizar en el tratamiento del acné hormonal.

Los antioxidantes naturales en el té verde también le ayudan a disfrutar de una piel sana y brillante desde adentro hacia afuera.

Para uso tópico:

  • Mezcle ¼ de taza de té verde recién hecho y agua. Use una bola de algodón para aplicar esta solución en el área afectada. Deje reposar durante 15 minutos. Enjuague con agua fría. Use este remedio dos veces al día hasta que obtenga el resultado deseado.
  • También puede usar lociones y geles que contienen al menos un 2 por ciento de extracto de té verde.

Para uso oral:

  • Beba unas cuantas tazas de té verde por día para ayudar a sanar y prevenir el acné desde adentro.

6. Cúrcuma

Para deshacerse de este molesto problema de la piel, también puede probar la cúrcuma. La curcumina compuesta en ella es un agente antiinflamatorio que reduce naturalmente la inflamación y el dolor.

Además, actúa como un antiséptico natural para combatir las infecciones.

  • Para uso tópico: agregue un poco de agua a 1 o 2 cucharaditas de cúrcuma en polvo para hacer una pasta. Aplica esta pasta en el área afectada. Déjelo actuar durante 1 hora antes de enjuagarlo. Use este remedio una o dos veces al día durante algunos días.
  • Para uso oral: para combatir la inflamación desde adentro, agregue ½ cucharadita de cúrcuma en polvo a un vaso de leche tibia y tómelo dos veces al día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *