Consejos importantes para el cuidado de heridas para personas diabéticas

5. Cúrcuma

La cúrcuma es un agente antiséptico y antibiótico natural que se puede utilizar para curar heridas menores y prevenir la infección entre personas diabéticas.

Es la curcumina compuesta en la cúrcuma que mejora la cicatrización de la herida al modular el colágeno y disminuir las especies reactivas de oxígeno.

Un estudio publicado en Life Sciences en 2014 destacó las propiedades de cicatrización de la curcumina, y también proporcionó evidencia de su capacidad para mejorar la formación de tejido de granulación, la deposición de colágeno, la remodelación tisular y la contracción de la herida.

Un estudio de 2015 publicado en Tropical Medicine & Surgery informa que la curcumina posee potentes propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y antiinfecciosas, que hacen de esta molécula un candidato digno para la curación de heridas y es beneficiosa en el tratamiento de las úlceras del pie diabético.

  • Si una herida menor, corte o abrasión está sangrando, aplique un poco de cúrcuma puro y orgánico en polvo directamente sobre el área afectada para ayudar a detener el sangrado.
  • Para promover la curación de heridas, mezcle ½ cucharada de cúrcuma en polvo en suficiente aceite de coco para formar una pasta. Aplíquelo sobre la herida 2 o 3 veces al día para reducir el dolor y prevenir infecciones.
  • También puede mezclar 1 cucharadita de polvo de cúrcuma en un vaso de leche caliente. Tómelo diariamente durante unos días antes de acostarse.

6. Aceite de coco

El aceite de coco puede curar efectivamente heridas en personas diabéticas.

El aceite es eficaz debido a sus sorprendentes propiedades antibacterianas, antiinflamatorias, hidratantes y curativas. Incluso puede mantener las infecciones a raya y evitar las cicatrices.

Incluso ayuda a lidiar con el dolor y la hinchazón asociados con heridas y abrasiones.

Un estudio de 2018 publicado en el European Journal of Anatomy encontró que el aceite de coco virgen es mejor que la crema de sulfadiazina de plata en la curación de heridas diabéticas promoviendo la reepitelización y la sintetización de colágeno así como aumentando la tasa de cierre de la herida y el contenido total de proteína.

  • Aplique aceite de coco extra virgen en el área herida. Coloque una venda sobre ella para sellar la humedad. Vuelva a aplicar el aceite y cambie el vendaje 2 o 3 veces al día. Use este remedio por varios días para prevenir las cicatrices.
  • Además, pretenda incluir de 1 a 2 cucharadas de aceite de coco extra virgen en su dieta diaria.

7. Aceite de oliva

Cuando se trata de curar heridas, el aceite de oliva también es muy efectivo. Es rico en ácidos grasos omega-3 que en realidad pueden reducir la inflamación, lo que puede ayudar a acelerar las etapas de curación de la herida. Sus ácidos oleico y palmitoleico monoinsaturados, en particular, ayudan en la cicatrización de heridas.

Un estudio publicado en el Journal of Diabetes & Metabolic Disorders en 2015 indicó que el aceite de oliva en combinación con la atención de rutina es más efectivo que la atención de rutina sola, y no tiene ningún efecto secundario. Sin embargo, se requieren más estudios para confirmar estos resultados.

Otro estudio de 2015 publicado en Burns descubrió que tomar aceite de oliva por vía oral aumenta la capacidad del cuerpo para recuperarse de una herida relacionada con quemaduras.

Incluya el aceite de oliva en su dieta usándolo en sus ensaladas, batidos o sopas.

8. Coma una dieta saludable

Para mantener su nivel de azúcar en la sangre y acelerar el proceso de curación, su dieta juega un papel clave.

Debe intentar comer alimentos ricos en proteínas, bajos en carbohidratos, bajos en calorías y llenos de nutrientes.

También es importante obtener suficiente proteína, ya que ayuda a reparar la piel y otros tejidos que se han dañado. Legumbres, leguminosas y productos lácteos son algunas de las buenas fuentes.

Además, coma más alimentos ricos en vitaminas C y E, ya que estos poderosos antioxidantes estimulan el sistema inmunitario para combatir las infecciones y también promueven la curación rápida. Algunos alimentos ricos en vitamina C son naranjas, tomates, fresas, brócoli y pimientos rojos.

Coma alimentos ricos en fibra como frutas, verduras, frijoles, granos integrales y nueces. Además, elija grasas insaturadas saludables.

No es solo lo que comes sino también lo que comes lo que importa. Tenga cuidado con el tamaño de las porciones e intente comer 5 o 6 comidas pequeñas en lugar de 2 o 3 comidas grandes.

Consejos adicionales

  • Asegúrese de no caminar descalzo, ni siquiera dentro de su casa.
  • Es importante revisar el interior de sus zapatos en busca de piedras.
  • Proteja sus pies dejando que su podiatra maneje incluso problemas menores en los pies.
  • No intente eliminar los callos o las verrugas usted mismo.
  • Puede aplicar una compresa fría en el área afectada si hay hematomas o hinchazón.
  • No use ropa que pueda adherirse o frotar el área y empeorar la herida.
  • No escoja ni raspe las costras.
  • Evite fumar y consumir alcohol, ya que retrasará el proceso de curación.
  • Aumente su ingesta de proteínas para acelerar el tiempo de recuperación.
  • Beba mucha agua para mantener el cuerpo y la piel hidratados.
  • Todos los días, antes de irse a la cama, controle minuciosamente si hay signos de ampollas, llagas, cortadas, raspaduras o pequeñas lesiones que puedan ocasionar un problema importante.
  • Puede restringir las infecciones del pie diabético a través del lavado y la limpieza regulares.
  • Elija zapatos cuidadosamente que se ajusten a ambos pies y no causen ampollas o llagas en los pies.
Sending
User Review
0 (0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *