Remedios caseros para calambres en las piernas durante el embarazo

4. Baño de Sal de Epsom 

Un baño de sal de Epsom es un remedio antiguo para los calambres en las piernas, ya sea que esté o no embarazada.

El magnesio en la sal de Epsom promueve la relajación muscular y la curación, lo que reduce los síntomas de los calambres.

Además, este tipo de baño es una manera fácil de corregir una deficiencia de magnesio, una de las causas más comunes de calambres durante el embarazo. También se cree que el magnesio es un reductor natural del estrés.

  1. Llena tu bañera con agua tibia.
  2. Agregue 2 tazas de sal de Epsom y revuelva bien.
  3. Remoja en este baño por 20 minutos.
  4. Disfruta de este baño una vez a la semana.

Precaución: Si tiene problemas cardíacos o presión arterial alta, evite un baño de sal de Epsom.

5. Masaje

El masaje es uno de los métodos más populares para aliviar un músculo abarrotado y reducir el dolor asociado con los calambres en las piernas.

Masajear el área apretada aumenta la circulación en el tejido, lo que proporciona una avalancha de nuevos fluidos para relajar el músculo tenso. Tenga en cuenta que el masaje puede causar inicialmente dolor, pero pronto el dolor desaparecerá.

  1. Aplique un poco de aceite de oliva o de coco caliente en el área apretada.
  2. Masajee el músculo abarrotado con movimientos largos hasta que se relaje.
  3. Después del masaje, envuelva el área con una toalla tibia y déjela encendida durante unas horas.
  4. Repita según sea necesario.

Se aconseja no hacer el masaje por su cuenta. Obtenga ayuda de su pareja, un amigo o un miembro de su familia. También puede ir a un terapeuta de masaje prenatal con licencia para mantener sus músculos relajados.

6. Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana es otro remedio excelente para calmar los calambres en las piernas durante el embarazo. Es rico en minerales como el potasio que ayuda a reducir la frecuencia, la intensidad y el dolor de los calambres en las piernas.

Además, ayuda a controlar el equilibrio de líquidos en el cuerpo, lo que previene la deshidratación, una causa común de calambres en las piernas.

También tiene propiedades alcalinizantes que ayudan a reducir el dolor y la inflamación.

  • Para uso tópico: Agregue 2 tazas de vinagre de sidra de manzana sin filtrar al agua tibia del baño. Remojar en esta agua durante 15 a 20 minutos una vez al día para prevenir calambres en las piernas.
  • Para el consumo: Otra opción es agregar 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana a un vaso de agua tibia. También puedes agregar un poco de miel. Bebe este tónico una vez al día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *