Remedios caseros para los ganglios linfáticos inflamados

Tenemos los Remedios caseros para los ganglios linfáticos inflamados, Los ganglios linfáticos (también conocidos como glándulas linfáticas), que se encuentran por todo el cuerpo, son una parte importante de su sistema inmunológico. Ayudan al cuerpo a reconocer y combatir gérmenes y otras sustancias extrañas.

Las áreas comunes donde se encuentran los ganglios linfáticos son el cuello, debajo de la mandíbula y la barbilla, detrás de las orejas, en la parte posterior de la cabeza, las axilas y la ingle.

Cuando los ganglios linfáticos se inflaman, puede causar un problema conocido como linfadenopatía o linfadenitis. Un ganglio linfático inflamado puede variar desde el tamaño de un guisante a un huevo.

Remedios caseros para los ganglios linfáticos inflamados

Ganglios linfáticos inflamados son una señal de que algo anda mal en alguna parte de su cuerpo. La causa más común es una infección, que incluye un absceso dental, infección del oído, infecciones de resfriado común, sarampión, mononucleosis, amigdalitis, gingivitis, y de la piel.

Ciertos trastornos inmunes o autoinmunes, tales como artritis reumatoide, lupus y el VIH, también pueden conducir a los ganglios linfáticos hinchados. A veces, el cáncer y ciertos medicamentos también pueden causar este problema.

Además de aumentar en tamaño, ganglios linfáticos inflamados pueden ser tierna y dolorosa. Dependiendo de la causa, los síntomas pueden incluir secreción nasal, dolor de garganta, fiebre, tos, miembro hinchado, sudores nocturnos y debilidad general.

El tratamiento para la linfadenitis depende de la causa. En algunos casos, la hinchazón se reduce con el tiempo. También puede incorporar ciertos cambios de estilo de vida y remedios para tratar los ganglios linfáticos inflamados.

Sin embargo, si la inflamación dura o continúa para ampliar por más de un par de semanas, busque ayuda médica.

Aquí están los 10 mejores remedios caseros para los ganglios linfáticos inflamados.

1. Compresas Tibias

Un remedio probado con el tiempo para reducir la inflamación de las glándulas linfáticas es compresas calientes. La temperatura caliente ayuda a aumentar la circulación de la sangre, que a su vez reduce la hinchazón y el dolor.

  1. Sumerja un paño en agua caliente y escurra el exceso de agua.
  2. Coloque este paño caliente sobre los ganglios linfáticos inflamados durante 5 a 10 minutos.
  3. Repita varias veces al día hasta que la inflamación haya desaparecido.

Usted puede incluso lavar el área hinchada con agua tibia varias veces al día.

2. Masaje

Otro remedio eficaz es masajear los ganglios linfáticos. El masaje estimula los ganglios linfáticos para ayudarles a funcionar normalmente. Esto ayuda a calmarse la hinchazón durante un período de tiempo. Además, se reducirá la acumulación de impurezas en los nodos.

  • Con los dedos, masajear suavemente los ganglios linfáticos durante unos 5 minutos. Haga esto 2 o 3 veces al día hasta que la inflamación haya desaparecido.
  • También puede contratar a un profesional para darle un masaje de drenaje linfático.

3. Agua Salada

Un agua para hacer gárgaras de sal puede ser beneficiosa para reducir la hinchazón y la inflamación en los ganglios linfáticos en el cuello causada por una infección en la garganta.

  1. Mezcle ½ cucharadita de sal en 1 taza de agua tibia.
  2. Haga gárgaras con esta solución para obtener alivio.
  3. Haga esto un par de veces al día durante una semana.
Seguir leyendo el articulo...

Agregar comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies